Valle de Loira, Francia

.

Si viajas al maravilloso Valle del Loira, más vale que saques tiempo, porque con sus cerca de 1000 castillos, lo vas a necesitar.

El dilema de cuál visitar, en la «Ruta de los Castillos» es un dulce dolor de cabeza. Así que sugiero que antes de tu viaje, investigues cuáles de estos magníficos chateaux, que van desde lo medieval hasta lo renacentista, atraen tu interés. Y créeme, que hay cada historia!

Desde castillos que inspiraron cuentos, hasta el que fue la última residencia del inventor más importante del mundo, todos están aquí. A mí, confieso que me tomó semanas la decisión y si algo concluí, es que uno debe darse, al menos, una semana de estadía y no ver más de dos castillos al día. Es mucho para digerir y este manjar, te lo querrás degustar en cámara lenta!

Superado el reto de seleccionar cual “chateau” ver, renté un auto en Paris y manejé unas dos horas hasta el «Vallée de la Loire» también conocido como «El Jardín de Francia» un destino ideal para disfrutar en pareja o en familia. Como el área es extensa, lo mejor es que una vez sepas que castillos deseas visitar, escojas en que pueblo cercano vas a establecer tu base. Tours, Blois o Amboise son excelentes opciones, luego, dependiendo de las distancias, puedes movilizarte en bicicleta y disfrutar al máximo lo que ofrece este mágico paisaje.

Mis Castillos Favoritos

Chambord – Este MONUMENTAL castillo, el más grande de la región, fue el «Chateau» de caza del rey Francisco I. Tiene una chimenea para cada día del año (365, ni más, ni menos) y tomó 15 años en construir. Tiene 440 habitaciones, pero no te preocupes porque no las podrás ver todas,  sólo 80 están abiertas al público. El castillo de Chambord fue declarado Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO.

Photo by: Julia Casado
Photo by: Cristouclap

Cheverny – Lo fascinante del Castillo de Cheverny es que puede verse completamente amueblado. Miembros de la familia que por casi siete siglos ha sido dueña de Cheverney viven en el tercer piso. Gracias a sus hermosos jardines y canales Cheverny es considerado uno de los chateaux mas elegantes de Francia. Procura no perderte la hora de la comida de sus cerca de 70 perros de caza. De hecho, si fuiste un fan de Tintín, este es el castillo que inspiró Moulinsart, la residencia del capitán Haddock en la conocida historieta.

Photo by: Pixel Sepp

Chenonceau – Para muchos, y para mi (que, aclaro, no vi los 1,000) es el castillo más hermoso del Valle del Loira. Con sus pies sumergidos en el rio Cher, Chenonceau es también el castillo más  fotografiado de Francia. Se le conoce como «el Castillo de las Damas» pues fueron mujeres las protagonistas de su historia marcada por el amor, el desamor, la venganza, la guerra y la paz.  Percibirás esa influencia femenina en su agradable diseño.

Photo by: Francelntense

Clós Luce – No es el castillo más grande, ni el más lujoso, pero fue la última casa donde residió y murió el gran artista e inventor italiano Leonardo da Vinci. Aquí podrás ver maquetas Sus jardines son especialmente interesantes pues están salpicados de inventos diseñados por este genio, con los que niños y no tan niños pueden interactuar.

Villandry – Aunque el Castillo de Villandry es hermoso por mérito propio, son sus cinco jardines renacentistas quienes se roban el espectáculo. Caminarlos es sublime, pero es mirándolos desde el centenario torreón desde donde se aquilata su fama y belleza. El español que salvó Villandry de la demolición, fue el primero en dar acceso al público a este tipo de palacio

Photo by: Anspainter
Photo by: Jadorelyon

Castillo de Amboise – Si eres un amante de la historia no dejes de visitarlo, porque el concepto de «intrigas de palacio» seguro se acuñó aquí. Desde su mirador puedes ver una de las mejores vistas del Valle del Loira. Como valor agregado, aunque Leonardo da Vinci era italiano, es aquí donde está su tumba y yacen sus restos.

Photo by: Francelntense
null
  • null

    Hay excursiones que salen de Paris y ofrecen visitar tres castillo en el Valle del Loira en un día. Aunque es mejor que nada, es bueno que sepas que, con dos horas y ida y dos horas vuelta, más las tres visitas, es una reverenda paliza. Esta zona merece ser visitada por si sola y que se le dedique tiempo para ser disfrutada.

  • null

    No visites el Valle del Loira en invierno (como hice yo). Aunque también tiene su encanto y los precios son más económicos, «La Ruta de los Castillos» es para ser disfrutada en exteriores: correr bicicleta, recorrer sus bosques, caminar sus jardines, navegar su río y visitar sus viñedos. En verano por ejemplo, se celebran un gran número de festivales de música, arte y gastronomía en los jardines de muchos de los Chateaux. Lo que me recuerda que ¡Aún me quedan muchos por ir a conocer!

¡Gracias por aterrizar por aquí!
Compártelo con tus amigos viajeros.

Comentarios