Florencia, Italia

Advertencia: esta ciudad podría provocarte un episodio del Síndrome de Stendhal.

.

Si, esa condición que produce palpitaciones, vértigo y confusión en personas que son expuestas a una gran cantidad de obras de arte que son especialmente hermosas.

Si existe un lugar en el mundo donde uno puede sufrir este síndrome con gusto ¡es en la bella Florencia, donde el arte y la arquitectura están listos para asaltarte en cada esquina! Abajo verás porque me enamoré de la llamada Cuna del Renacimiento.

LO QUE NO TE PUEDES PERDER EN FLORENCIA.

Ponte Vecchio

Visita el llamado «Puente Viejo», símbolo inequívoco de Florencia. Originalmente este era lugar de carniceros, pescaderos y curtidores, pero a los poderosos Medici, quienes habían mandado a construir un pasillo techado sobre el puente para no juntarse con «la chusma», le molestaba la peste que estos generaban, por lo que se ordenó que sólo orfebres y joyerías funcionaran allí. ¡Que finos!

En el centro del puente encontrarás la estatua del célebre orfebre Benvenutto Cellini, a la que los enamorados aseguraban un candado y lanzaban la llave al Río Arno en señal de amor eterno. El peso de los candados estaba deformando la ornamentación, por lo que la práctica ahora es desalentada con una jugosa y nada romántica multa de $150.00. 

El David

¡Claro que tenía que ir a echarle un ojo a este guapo, monumento mundial a la belleza masculina! Y, aunque un poco desproporcionado el chico, ¡impresiona! Eso sí, prepárate a llegar tempranito o a aflojar la billetera y pagar un tour que te salte la cola, pues la fila le da la vuelta a la cuadra ¡ literalmente!

Originalmente «David» vivía a la intemperie en la Plaza de la Signoria, pero para protegerlo del tiempo y los turistas, ahora habita en la «Galería de la Academia», museo donde podrás apreciar otras obras de grandes maestros italianos.

Foto "paparazzi" del David. ¡Está prohibido retratarlo!

Iglesia de la Santa Croce

Además de ser una belleza arquitectónica, en esta iglesia están sepultados los restos de cuatro grandes: el poeta Dante; el artista Miguel Ángel; el filósofo Maquiavelo  y el científico Galileo Galilei, quien como recordarán, llegó a ser ex comulgado por afirmar que la tierra giraba en torno al sol, algo que  según la Iglesia, contradecía las sagradas escrituras .

Cuatro genios están sepultados aquí. Foto: Claudio Bani

El Duomo

El Duomo es como se le conoce cariñosamente a la joya arquitectónica que es  la Catedral de Florencia. Te aseguro que quedarás impresionado con su belleza. Su famosa cúpula diseñada por Brunelleschi es la más grande construida en ladrillo.  Santa María del Fiore como también se le llama, es la cuarta iglesia más grande del mundo.

El Baptisterio

Para este edificio fueron diseñadas las famosas “Puertas del Paraíso” por Lorenzo Ghiberti, y bautizadas así por el mismo Miguel Ángel. Las originales están cerca, en  el Museo dell’Opera del Duomo, adonde fueron trasladadas desde un aluvión en 1966.

Florencia agrupa tal tesoro que fue declarado Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO, así que ponla en tu lista de viajes soñados.

El diseño ganador de Brunelleschi. Foto: Pixabairis

Jardines Boboli

Reserva un buen rato para darte un lindo paseo por los Jardines Boboli ubicados en el patio del Palacio Pitti, antiguo hogar de los Medici, por supuesto. Aquí caminé hasta que se me secaron las piernas entre fuentes, lagos y cientos de estatuas. ¿Mencioné que tenía anfiteatro y un obelisco egipcio? Si, también.

Jardines del Palacio Pitti. Foto: Pixabairis
  • null

    Si te gusta ir de compras estarás en el paraíso, Florencia se destaca por sus tiendas de diseñadores, fragancias y sus productos de piel artesanales. Si lo que te gustan son las joyas, no olvides que en Ponte Vecchio están los mejores orfebres.

¿Te gustaría visitar Florencia? Cuéntame tu experiencia, si ya has estado!
!Compártelo con tus amigos PATICALIENTES!.

Comentarios