Barcelona esta en boca de todos y no es para menos. ¡Entérate por qué es que todos quieren con ella!

En estos días, en Barcelona amenazan con deformarle el peinado a la bien estilizada cabeza de España en el mapamundi. Y es que la capital de la región de Cataluña ha crecido para convertirse en una ciudad, no solo hermosa, sino cada vez, más independiente.

En otras palabras, Barcelona lo tiene todo y esto irónicamente, se ha convertido en un problema para España. Si no la has visitado, aquí te ayudo a comprender porque España no la quiere soltar, ni a 300 años de haberla reconquistado, y en fin ¡porque todos queremos con Barcelona!

Por qué España no quiere perder a Barcelona, ¡ni tu tampoco!

La primera vez que visité Barcelona fue en una breve parada de crucero, pero lo que vi en aquellas pocas horas fue suficiente para jurarme regresar. Y así lo cumplí unos años después, programando lo que pensé, equivocadamente, serían suficientes días para conocerla (al final tuve que extender mi estadía). Barcelona es una tamaña ciudad, de esas en que entre más la consumes, más te abre el apetito. A pesar de su tamaño y modernidad, sus definidos vecindarios, su laberinto de plazas y callejuelas te dan una acogedora sensación de pueblo chico. ¿Te mencioné que tiene montañas y playas a poca distancia? Si, Dios se extralimitó con Barcelona.

Por qué España no quiere perder a Barcelona, ¡ni tu tampoco!
Lo que más me arrebata de la Ciudad Condal es esa alquimia perfecta entre su raíces históricas que datan de un asentamiento romano en el siglo I, una fuerte dosis medieval, unas pinceladas de la era modernista y toda una generación que la idolatra y la mantiene viva con constantes transfusiones de juventud.
Por qué España no quiere perder a Barcelona, ¡ni tu tampoco!
Algo que descubrí fue que lo que la naturaleza no proveyó Barcelona se lo inventó. La ciudad no solo es hogar de uno de los equipos más famosos del mundo; goza también de una robusta economía, espectacular arquitectura, deliciosa gastronomía (si gané unas libras extra, pero valió la pena) y una vida nocturna como pocas! ¿Cómo no enamorarse de Barcelona?

Seguro te interesará: 6 razones para viajar o volver a Madrid

Por qué España no quiere perder a Barcelona, ¡ni tu tampoco!

En fin, ¿como culpar a España por no querer perder a Barcelona y Cataluña entera? Después de todo, Barcelona fue la única gran ciudad que visitó Don Quijote en sus extensos y épicos recorridos. Sobre Barcelona, Cervantes escribió: «Archivo de la cortesía, albergue de los extranjeros, hospital de los pobres, patria de los valientes, venganza de los ofendidos y correspondencia grata de firmes amistades, y en sitio y en belleza única…

Sea finalmente de España o de Cataluña, lo importante es que no dejes de viajar a conocer la irresistible y hechizadora Barcelona.

¿Qué es lo que más te gusta de Barcelona? ¿Te gustaría que siguiera siendo de España o parte de un país independiente?

Comentarios